Duelos: Pérdidas no Natos y Abortos

La pérdida de un embarazo es una experiencia muy dolorosa. Ya sea una pérdida de no nato (22 semanas en adelante) o cualquier tipo de aborto (espontáneo, terapéutico, frustro, séptico o inducido) es una experiencia vital muy intensa emocionalmente.

Fotografía por Paola Chaaya

Yo misma he experimentado varios abortos antes del nacimiento de mi hijo y, no es plato de buen gusto, ni uno fácil de digerir.

Procesar y asimilar esta experiencia lleva su tiempo, cada persona el suy@ propi@. Hablamos de un duelo.

Según la Teoría de la Dra. Elisabeth Kübler-Ross, psiquiatra, que en 1969 publicó el libro On death and dying (Sobre la muerte y los moribundos) hay 5 etapas. Aunque no tienen por qué vivirse de manera secuencial, a veces se progresa y retrocede para dar un salto o, se viven varias fases a la vez.

  1. Negación: Tod@s usamos este mecanismo de defensa ante las realidades que nos resultan muy dolorosas y que devienen de cambios traumáticos. La negación se da cuando no aceptamos la realidad como tal y como es, ya sea de una manera consciente o inconsciente. Hasta cierto punto es normal y natural que nos cueste aceptar la realidad de la pérdida o el aborto, pero si nos estancamos en el dolor y/o el sufrimiento es cuando se convierte en un problema.
  2. Rabia e Ira: La tristeza y el dolor emocional pueden generar más emociones como la rabia o ira, que puede ser dirigida hacia un@ mism@ u otr@s.
  3. Negociación: Con el objetivo de aliviar el dolor se busca negociar con algo o con alguien. Por ejemplo, una negociación con una entidad divina “si mi madre sana haré el camino de Santiago”.  
  4. Depresión: Antes de poder llegar a la aceptación es necesario poder afrontar los sentimientos y emociones asociados con la pérdida o, la experiencia que ha generado el duelo. El malestar sentido puede ser duradero o crónico sino se procesan las emociones de tristeza y dolor. Pero se superan cuando se afrontan y son asimilados.
  5. Aceptación: en esta etapa final se da la aceptación de la pérdida o experiencia del tipo que sea. Cada persona tiene su tiempo y ritmo hasta llegar a esta etapa. Genera una calma al respecto de la situación. Ya no nos activamos corporalmente ni sentimos malestar, simplemente hemos aceptado lo sucedido y podemos estar tranquil@s.

Aquí os dejo ambos links al libro de la Dra. Elisabeth Kübler-Ross, tanto en español como en inglés por si son de vuestro interés.

On death and dying

Sobre la muerte y los moribundos

Si la persona pasa mucho tiempo en proceso de duelo y no consigue aceptar la situación, en este caso la pérdida del embarazo y/o aborto, será necesario recibir ayuda psicológica.  

El duelo se hace patológico cuando la persona ha quedado detenida en el proceso y no puede afrontar las emociones y sentimientos que conlleva la pérdida hasta llegar a su aceptación.